EE.UU: Quiebra fabricante de medicamentos opioides

El grupo farmacéutico de medicamentos de opioides, Insys Therapeutics, cuyos productos incluyen el aerosol Subsys a base de fentanilo, se declaró en bancarrota bajo la protección del Capítulo 11 a raíz de un acuerdo de 225 millones de dólares con el gobierno de Estados Unidos.

El gobierno ha buscado demandas penales y civiles contra la compañía por su papel en la promoción de los opioides durante una epidemia de abuso. Insys también tiene problemas para financiar sus pasivos después de que su nombre se incluye en alrededor de mil demandas, con la posibilidad de más por llegar.

Cerca de 90 por ciento de los ingresos del grupo provienen de opioides que los médicos son cada vez más renuentes a recetar debido a la crisis de adicción. Las pérdidas se acrecentaron en la compañía, que reportó una pérdida neta de 125 mdd en 2018 además de una pérdida de 227 millones de dólares en 2017.

Las acciones de Insys registraron una caída de 45 por ciento en las operaciones del lunes por la mañana en Nueva York después de que dijo que va a buscar la venta con supervisión de la corte de prácticamente todos sus activos y abordaría sus responsabilidades legales heredadas.

Dijo que tiene la intención de continuar haciendo negocios usando el efectivo disponible y los flujos de efectivo operativos para pagar a los empleados y financiar operaciones. La compañía tenía 104.1 millones de dólares en efectivo, equivalentes de efectivo e inversiones a corto y largo

Insys ya había dicho que estaba considerando vender Subsys, ya que trataba de alejarse de los opioides para cambiar al desarrollo de cannabinoides de grado farmacéutico.

Andrew Long, a quien nombraron director ejecutivo en abril, dijo que Insys tenía “activos atractivos” y un “equipo muy talentoso”.

“Creemos que este proceso nos va a proporcionar un foro para negociar una resolución equitativa con nuestros acreedores y representa la mejor oportunidad para nuestra gente y nuestro negocio”, dijo en un comunicado.

La declaración de bancarrota se produce después de que Insys acordó la semana pasada pagar 225 millones de dólares para resolver todas las demandas civiles y penales de EU pendientes contra la compañía. El gobierno estadunidense figura como el mayor acreedor sin garantía con derecho a recuperar hasta 195 mdd. Si el tribunal de bancarrota no aprueba el acuerdo, el gobierno puede hacer un reclamo de más de mil millones de dólares.

En total, ocho ex ejecutivos de Insys han sido procesados, entre ellos su fundador John Kapoor. Junto con cuatro de sus colegas, el mes pasado fue declarado culpable de conspiración por extorsión, por un plan de soborno que impulsó las ventas de Subsys. Kapoor es propietario de 63.2 por ciento de las acciones de Insys, de acuerdo con los documentos de declaración de bancarrota.

El fabricante de opioides admitió una conducta ilegal al promocionar Subsys, un opioide muy poderoso que se diseñó para el peor dolor “intercurrente” que sufren los pacientes con cáncer, pero se recetó de manera más generalizada. Las acusaciones incluyeron el pago de sobornos a los médicos, alentándolos a recetar el producto más allá de los pacientes con cáncer y a mentir a las aseguradoras de salud sobre los diagnósticos.

A medida que la epidemia de opioides se disparó en Estados Unidos, con 2 millones de personas que padecen de un trastorno por uso de opioides, de acuerdo con las estimaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, se han presentado miles de demandas contra los fabricantes de opioides. Purdue Pharma, propiedad de la familia Sackler, también dijo que evalúan la bancarrota debido a sus grandes responsabilidades legales.

Insys tiene como objetivo completar las ventas de activos y abordar sus responsabilidades en un plazo de 90 días.

Las acciones de Insys registran una caída de 97 por ciento desde su punto máximo en 2015. Gran deuda Insys debe 30 mdd a la unidad de fraude de atención de salud de la oficina del fiscal de EU para el distrito de Massachusetts.

Y sigue la cuenta

La firma adeuda aproximadamente 11 mdd para el abogado de Kapoor. En total, hay más de 5 mil acreedores y partes interesadas.

Origen: Medicamentos: Fabricante de opioides en quiebra en Estados Unidos